EXTRACTO DE AJO

Nadie puede negar las numerosas propiedades beneficiosas que puede llegar a tener el ajo en nuestra salud.

Esto es, por los compuestos que lo hacen ser una de las joyas que nos da la tierra.


Esto nos lleva a un punto clave.

¿Nos ayudará también a trata la salud capilar y evitar la caída del pelo?

Pues como vamos a ver, la respuesta es sí.
Fortalecer las uñas, frenar el envejecimiento prematuro de la piel, suavizar el acné o mostrar una apariencia más lozana son algunos de sus efectos positivos.

 

Y sí, también, impulsar una mejora en la calidad del pelo y cuero cabelludo.

Algunos estudios incluso muestran que su uso puede frenar también su caída.


Entre los productos naturales con innegables propiedades estéticas y saludables, el ajo debe ocupar un lugar preferente.

Su consumo es, y debe ser, cada vez más habitual.

Vamos a hablar de algunas de esas propiedades relacionadas con afecciones capilares:

 

  • Es un potente antiséptico y antibiótico natural. Por eso, puede ser beneficioso para afecciones del cuero cabelludo relacionadas con hongos o bacterias.
  • Es un excelente protector de los queratoninocitos, las células más superficiales de la piel encargadas de producir queratina. Aunque esta sustancia sirve para más cosas, es conocida principalmente por ser la encargada de darle estructura a nuestro pelo y uñas.
  • Los ajos crudos contienen un alto contenido de vitamina C, manganeso, selenio y vitamina B6. Todos estos compuestos tienen relación demostrada con el crecimiento del cabello y la salud del cuero cabelludo.
  • Acción vasodilatadora, la cual también puede beneficiar a un pelo más fuerte y sano.

 

El ajo por tanto contiene nutrientes cuyas propiedades son beneficiosas para problemas y síntomas relacionados con la caída del cabello.

Está lleno de nutrientes esenciales que, tras ser aplicados sobre el cuero cabelludo, parecen estimular la circulación de la sangre hacia los folículos del pelo.

De esta forma, aumentan la nutrición y oxigenación del mismo.

También tiene un alto contenido en sustancias azufradas (como la alicina) y flavonoides que dan resultados muy esclarecedores en el tratamiento de la caída excesiva del pelo y otras afecciones comunes como la caspa.

La alicina también facilita la distensión de las membranas celulares vasculares, disminuyendo de este modo la presión sanguínea y favoreciendo la circulación en el cabello.

Cabe destacar también que el ajo, por supuesto, es una fuente de vitaminas C, E y del complejo B, todas muy interesantes para tratar la debilidad del cabello.